martes, 10 de abril de 2012

EL VERDADERO PRIMER MUNDO




No son muchos, pero hay algunos textos que escribí que nunca vieron la luz de la publicación. Algunos porque no eran buenos y otros porque los escribí cuando estaba sensible con alguna situación que viví en Madrid.

De estos textos que nunca se publicaron, había uno donde definía lo que era el Primer Mundo y cómo este término describía únicamente una economía; hacía hincapié en que una cosa es vivir en el primer mundo y otra es comportarse a la altura. 

Visto desde otro lado, si pudiéramos, como ciudadanos de países de tercer mundo, comportarnos con la responsabilidad y madurez que un ciudadano de primer mundo debe tener, tal vez el impulso cultural llegaría hasta los políticos idiotas de México y posiblemente pasaríamos del eterno "país en vías de desarrollo" a un país donde la economía, las infraestructuras y la sociedad sean fuertes.

Y desde el otro lado, si como ciudadano de primer mundo no tienes la madurez para comportarte como tal, tarde o temprano derrumbarás tu maquinaria económica. 

Mira que en México gozamos de cosas muy buenas a nivel gobierno: 

  • Nuestro sistema de salud (con todo y todo) ha logrado dar un servicio muy apreciado en la población. 
  • Nuestro sistema de ahorro para viviendas  le sorprendió a una amiga (Gery) que radica en Madrid. Eso de tener un préstamo tan accesible y que lo pagues en toda tu vida laboral y que casi ni lo sientas, es una ventaja muy grande. Así no tienes que hipotecar tu vida para poder tener un techo.
  • Hay empleo. Tal vez no ganes mucho, pero si quieres trabajar, lo puedes hacer, aún sin tener una carrera universitaria. 

Claro que podríamos estar mucho mejor si no tuviéramos los vicios de toda Latinoamérica como el robo, la corrupción, la impunidad… y para rematar, la ignorancia del pueblo; pero el proceso de mejoría está en marcha, lento pero en marcha.

Como te he contado antes, Madrid me da la impresión que es una ciudad con pocos recursos pero con muy buen gusto. París me pareció que tienen muy buen gusto también, pero con más dinero. En comparación, México parece que es un país con el mismo dinero que Francia, pero con muy mal gusto (Naco). 

Un artista kitsch (que en una definición personal diría que es: la corriente artística de lo naco), debe ver a México como su "Disneyland".

Estoy orgulloso de nacer en esta tierra, pero la verdad, somos bien nacos. Por ejemplo, en Madrid no vi:

  • Gente tirando basura en la calle desde el coche. 
  • Coches con las camisetas del Real Madrid como protectores de los asientos.
  • Cosas amontonadas en la casa (sobre todo con recuerditos de bodas y XV años).
  • Gente leyendo periódicos como "de peso" o "la i" (periódicos que lucran presentando choques, asesinatos y cosas morbosas de ese tipo, rematando en la página central con el póster de una chica en bikini)
  • Hombres silbando o diciéndole cosas inapropiadas a una chica guapa que pudieran ver por la calle. 

Los estándares altos de las cosas que ingresan en nuestra mente son el primer paso para mejorar nuestro entorno. En México y Latinoamérica, se transmite un programa con una conductora llamada Laura Boso. El programa se trata de invitar a personas que sufren abuso físico o emocional y las confrontan con sus ofensores. Eso se vuelve una bajeza de gritos, de gente llorando, de una conductora gritándole al malo de la historia, de un público juzgando la vida de los demás… en fin… Si no vives en el continente americano y no te llega ese programa, felicidades.

Si no leemos cosas bien escritas, con contenido y formato (y no estoy seguro que este blog sea un buen ejemplo =P ); si no somos limpios al andar por la calle; si no nos preocupamos por ser cultos por lo menos en un área; si preferimos ver una telenovela a history chanel, discóvery o NatGeo ; jamás podremos ser parte de un estándar de primer mundo, vivamos en él o no. Y con lo anterior no pretendo dar una receta, solo menciono cosas obvias mediante ejemplos contrapuestos; pero hay más de una manera de llegar al objetivo.

Si no procuramos un estilo de vida mejor y en aumento, si no nos preocupamos por lo que comemos, por reunirnos con gente que construya, si le cortamos la educación a nuestros hijos; seguramente no llegaremos muy lejos como comunidad.

Uno siembra lo que ha cosechado. No sé que tanta de la pobreza que hay en sectores de mi país se pueda solucionar con un cambio de valores, de mentalidad, con un aumento de madurez y la perspectiva adecuada. Pero seguro que habría un cambio sin necesidad de programas del gobierno donde se les regala dinero solo por vivir en un poblado rural, y esto último es real. Ese programa viene a ser algo así: "No puedo darte empleo, así que te doy dinero", "No se me ocurre cómo enseñarte a pescar, así que ten un pescado".

He viajado a mucho pueblos rurales de Yucatán (el estado donde se encuentra Mérida) y la escala de prioridades es muy distinta. Hay gente que vive en chozas, pero tienen una televisión y un estéreo mejor que el mío. 

El ejemplo más claro son los gitanos. La fama que tienen se la han gano a pulso. Suelen ser personas que descuidan su aspecto físico, mental y moral; y es evidente solo con mirarlos. ¿Cómo es posible que sean un pueblo pobre y marginado viviendo en países tan desarrollados y fructíferos? ¿Qué excusa le pueden dar a la vida por su condición? Los pocos gitanos que de los que he escuchado que son personas de bien, seguro tuvieron que hacer un cambio de paradigma en algún momento de su vida, y ahora disfrutan de los beneficios de vivir en la prosperidad del promedio europeo. Pareciera que lo único que hace la diferencia entre los roba iphones gitanos (es que me robaron mi teléfono) y los que no lo son, es el tipo de valores que tienen. 

No pretendo darte una guía de vida, lo que quiero decirte es lo siguiente; si queremos un cambio en nuestras vidas y nuestras ciudades; primero tenemos que cambiar nosotros. El tipo de gobierno que tiene un país, es el gobierno que se merece; y no sé tú, pero yo quiero estar en un país próspero y seguro, no importando si es de primer mundo o no. 



1 comentario:

인순이 dijo...

Uno cosecha lo que siembra :P al revés está difícil.

Publicar un comentario