martes, 20 de julio de 2010

CÓDIGOS INCOMPATIBLES


Durante el primer mes que pasé en Madrid, experimenté un total extravío en la comunicación.

Hasta entonces, no sabía lo importante que es la entonación de las frases y el lenguaje no verbal. Cuando me decían algo, entendía las palabras, pero no identificaba la intención tras ellas. No sabía cuando era una broma, o sarcasmo, o regaño, o consejo, o saludo casual. Estaba tan acostumbrado a mis códigos mexicanos, que no podía decodificar los españoles, aunque se trataba del mismo idioma.

En diciembre, estaba de visita en una catedral por motivo de un concierto navideño que presentaba un coro. La catedral era muy bonita, y estaba decorada con pinturas aparentemente hechas hace poco tiempo, tenían un estilo que me parecía interesante y extraño como para formar parte de la decoración del recinto.

En eso, una amiga sentada en la banca frente a mí, se da vuelta y me pregunta: "¿Que tal?"; yo no supe que responder. No sabía si me preguntaba: ¿Que tal las pinturas?, ¿Que tal la catedral?, Que tal mi vida, el día, la economía, el calentamiento global, el desempeño del Real Madrid, o qué. Me dio vergüenza preguntar: "¿Que tal, que?". Para mi el "¿Qué tal?" es una pregunta para saber la opinión sobre algo. Así que hice corto circuito y creo que pasaron 5 segundos mientras trataba de buscar en mi base de datos mentales la mejor respuesta a esa pregunta; pregunta que resultó ser un simple saludo. En mi experiencia, "¿Que tal?" es saludo solo si va precedido de un "hola".

Poco a poco he entendiendo cómo funciona la comunicación aquí. Y aunque aún no comparto por completo cosas como cierto tipo de sentido del humor, palabras coloquiales, manera de defender una idea y el razonamiento de las mismas; creo que al menos, las intenciones ya me quedan claras. y me siento con más confort en la interacción diaria.

No es nada personal contra mis amigos y compañeros españoles (o lo que no lo son, pero han vivido el suficiente tiempo aquí como para acoplarse), pero supongo que es entendible que suceda este fenómeno de incompatibilidad. Y mira que me esfuerzo, pero no puedo evitar sentirme más en mi hábitat cuando me relaciono con algún latino.

Mi objetivo y reto es poder lograr una integración completa. Ya veremos si puedo clausurar este blog con esa buena noticia; ya que la razón de ser del mismo es presentar lo que me parece nuevo, raro y diferente de España con respecto a México. Cuando me acostumbre tanto que ya vea todo de manera convencional, entonces el blog quedará sin propósito.

9 comentarios:

Anónimo dijo...

compa!!!! interesante lo que has escrito, dejame decirte que, lo que te falta es practicar más y claro, eres un flojo!!!! sumarle eso a que no ves la tele de aqui, no te gusta ver las pelis con el doblado de aqui, (porque no lo pillas o lo que sea) pues te costará adaptarte un pelin más (como bien dices tu)

La verdad yo no sé como lo hice, hasta hoy no me lo había preguntado, cuanto tiempo tarde en adaptarme, será tiempo de hacer introspección en ello.

un saludo!

Davo dijo...

Primero, ke bueno leerte x akí, hace mucho ke no lo hacías.

Segundo, ¿Folojo de ke?!!

No veo tele x ke está en la sala y no puedo hacer tarea allí. No veo pelis dobladas con el español de España porque no veo ni las dobladas en español latino y no tengo acento español x ke no me sale ni keriéndolo imitar. Así que tengo razones de peso para todo eso!

Así ke no me dejes mal en mi blog! jeje =P

Anónimo dijo...

uhm... en estos temas hay todo tipo de opiniones e ideas, yo particularmente considero que adaptarse no significa cambiar tu manera de hablar o tus gustos o costumbres, porque siendo sinceros, el idioma español de mexico o de cualquier pais centroamericano o sudamericano claro que se entiende aqui y muy bien, no es otro idioma y algunas palabras no conocidas se entienden dentro del contexto o preguntando.
Yo he visto recientemente con esto del mundial, varios sudamericanos con la camiseta del equipo de españa y al hablar con ellos hablan como un español. Cuando encontre 2 peruanas en esa situacion no les dije nada pero me apene mucho, que olvidaran de donde provienen y con la excusa de adaptarse simplemente se absorben por esta sociedad y ya no se les puede reconocer su origen; sino es solo por su color de piel.
Anyway no se si se me entiende, pero en fin; como digo opiniones hay muchas y no creo que alguien tenga que entrenarse viendo sus peliculas o programas para intentar habla como ellos. Tu forma de hablar te identifica y se reconoce tu procedencia, lo que yo considero valioso.
Es mas yo he descubierto al estar fuera de mi pais, lo que significa ser diferente, y que aqui o en Francia o en Italia o en Suiza no es para nada mal visto ser diferente, es mas me gusta que me reconozcan como sudamericana y peruana, y que mis amigos del trabajo me digan que les gusta mi dejo al hablar y que les explique que significa algunas palabras que uso y ellos no entienden , y me rio cuando luego al conversar las usan, me gusta eso porque estan aprendiendo un poquito de mi pais a traves mio. No me siento una embajadora de mi pais ni nada, pero espero que no llegue el dia en que me confundan con una europea.
Anyway dado que mis dias en España ya estan por terminar, y en Francia no existen este tipo de problemas linguisticos, sino otros peores por ser otro idioma....................;jajajaja
ahi es otro cantar.
Anyway, estos posts con este tipo de temas es interesante
Hasta pronto

Cynthia

P.D. Espero que no te acostumbres tanto a España que dejes de sorprenderte de ella y no te sientas tan español siendo realmente muy mexicano

Davo dijo...

Estoy totalmente de acuerdo. Este tema me preocupa solo hasta la línea de poder entender bien todo lo que pasa a mi al rededor y tener control sobre él; más allá de eso, se lo dejo al tiempo.

Eso que mencionas de los otros países europeos también aplica a América latina, nos da gusto tener a gente extrangera, lo vemos como un plus. Pero como dije, no voy a cambiar cosmovisiones, así que lo que me keda es aprender a llevar la fiesta lo mejor posible.

También he notado el fenómeno de algunos latinos y rumanos que se nacionalizan españoles o viven muchos años aquí; como que la presión del ambiente es muy envolvente y tienes que redefinirte. No etiqueto eso, solo lo menciono.

Para concluir, "al hombre se le conquista por el estómago", y Madrid no lo ha podido hacer, así que le está costando más enamorarme jeje

Anónimo dijo...

Bueno parece, que me habeís mal entendidido en ciertas cosas, a lo que me refería, es a lo que vosotros mismos habeís dicho, que la adaptacióna a la cual nos referimos no es una adaptación de cambiar tus costumbres o cultura,sino más bien adaptarte en entender ciertas cosas de la cultura española, (como saber cuando te toman el pelo, cuando dicen cosas irónicas, ciertas palabras etc porque aunque sea español no siempre se entiende el contexto)

En el festejo del mundial, yo tb me sorprendí cuando ví,a ciertas personas de otra nacionalidad gritando a viva voz "yo soy español" y de esto no opino nada...Como tu mismo dices compa hay que aprender a llevar la fiesta lo mejor posible.

Por último compa, dinos quien quieres que te enamore para decirle que no lo esta consiguiendo jejejejej :P

Davo dijo...

Sobre la gente ke se nacionaliza mentalmente, no sé; no he vivido su experiencia de estar tantos años aquí y de nacionalizarme, así que no tengo las herramientas para opinar al respecto.

Madrid es la ke no me enamora tan fácil x ke no me super encanta su comida. Un lugar donde puedo comer muy rico me hace su fan de inmediato.

Loys dijo...

jajajjaaj y yo soy testigo de que al principio te costaba muuucho pillar las ironías... me acuerdo un día que me tiré como media hora tomándote el pelo y tú más perdido pobrecico... :p gracias por aguantarme!!! y buen verano =)

Rodcaf-X dijo...

Ve National Geographic, así podrás aprender mucho de España =P

Saludos Bro.

Davo dijo...

Loida... me vengaré cuando vuelvas. Sobre todo porque no sé aún en ke me tomas el pelo =S

Publicar un comentario