martes, 28 de febrero de 2012

LOS VUELOS LARGOS / PARTE 2: ANTES DEL VUELO




La semana pasada te conté sobre qué llevar y qué no llevar para un vuelo en avión largo; esta semana te diré qué hacer antes del vuelo y durante el mismo. 

QUÉ HACER EN EL AEROPUERTO

NO HAGAS COLAS ESTÚPIDAS

En la mayoría de las aerolíneas, te asignan el asiento. Así que no te desgastes haciendo colas enormes para entrar al avión, puedes ser el último y tu lugar estará allí. No te preocupes pensando que te pueden ganar el lugar para tu bolsa de mano, las azafatas buscará un sitio por ti. 

Cuando veas que media hora antes el primer paranóico se pone de el primero en la fila, levántate, ve por un cafecito y disfruta del periódico, de tu libro, o de tu video juego.

Ahora, hay unas pocas aerolíneas que no asignan asiento, allí sí existe la lógica de entrar primero para escoger dónde ir. Pues bien, esto te lo he contado hace unos 4 meses y de manera más extensa: no vale la pena desgastarte una hora de pie o sentado en el suelo. En todos mis vuelos hice el experimento de ser de los últimos en entrar y siempre estuve más que conforme con mi sitio; es más, si hubiera sido el primero en la fila, hubiera escogido ese mismo lugar, que es: Adelante del ala para ver el paisaje, para no escuchar el ruido de las turbinas y para no estar cerca del baño. Aunque en el último vuelo de la ciudad de México a Cancún estuve casi al fondo y no me molestó ni el ruido, ni el baño. 

BUSCA UNA CONEXIÓN Y APODÉRATE DE ELLA

Esperar en la sala de abordaje puede ser un suplicio. En la semana pasada te recomendé que no uses tu computadora portatil durante el vuelo; pero mientras espera el abordo, es muy útil. Allí si puedes ser productivo escribiendo, navegando en internet (si se da el caso), jugando, organizando tus archivos, leyendo, etc.

Por eso, en cuando llegues tu sala correspondiente, busca rápidamente dónde hay un enchufe, una conexión, una toma de energía o como sea que le llames a donde conectas tus aparatos eléctricos. Así no tendrás problemas de falta de energía al llegar a tu destino. 

También te puede ser útil para recargar la batería de tu teléfono móvil, ya que con las llamadas de último momento de despedida, llamadas tuyas para arreglar asuntos finales, mensajes de texto, etc., tu teléfono necesitará energía. Considera que tu teléfono o psp o nintendo ds, ipad o ipod, sí te serán útiles durante el vuelo;  por lo tanto, requieren prioridad. 

 COMIDA

En todo momento ten contigo una reserva de comida, pueden ser galletitas o barras de fruta, o algo que te entretenga el hambre. En el aeropuerto y en el avión lo que más haces es esperar, y con los cambios de ritmo de tu vida, los cambios de horario y de ciclos de sueño, tu sistema suele hacerse un desastre; así que ten ese plan B de alimentos por si lo necesitas. En el avión se vuelve más necesario, ya que allí no es que puedas levantarte y comprar algo. Además, ya hablamos de los precios y la incomodidad de pasar a través de la gente. 

Para terminar, un extra del tema de la semana pasada:

COSAS RARAS CONFISCADAS

En el aeropuerto de la ciudad de México, me entretuve unos minutos viendo qué le habían confiscado a la gente. 

Has de saber que antes de entrar a la sala de espera, antes de abordar al avión, te revisan para que no lleves armas u objetos que puedan ser usados como tales. Tampoco puedes llevar recipientes donde les quepa más de 100 ml porque… no sé, puedes fabricar una bomba o algo así. 

También pasas por un detector de metales; y si no fuera poco, un guardia te dice que abras piernas y brazos y te escanea pasándote en el cuerpo una especie de paleta de criquet. Uno se siente invadido. 

Como sea, hay cosas que por sentido común no llevas porque evidentemente pueden ser tomadas como armas, hablo de cuters, tijeras y químicos de limpieza. Por ejemplo, si por casualidad llevas una navaja suiza (algo que puedes portar por costumbre) te dan la opción de documentarlo junto con tu maleta o dejarlo en un contenedor a plena vista del público. Los objetos que se arrojan a dicho contenedor se supone que son incinerado… lo dudo mucho, seguro los del aeropuerto hacen su "agosto" (es decir se quedan con lo que quieren y lo demás sí lo queman); pero en fin, el punto es que lo pierdes y no hay vuelta atrás. 

En los aeropuertos europeos podías ver los contenedores de confiscación llenos de desodorantes en aerosol, botellas de agua, una que otra navaja suiza, gel para el cabello, líquidos para el cuidado de la piel, y tal vez alguna cosa rara como unas pinzas o pequeños estuches de herramientas. 

Pero en el de la ciudad de México vi desarmadores, incluso nuevos, en su empaque original ¿Por qué llevarías un desarmador en un avión? No lo entiendo.

Habían tijeras, desodorantes, agua, y unas planchas. ¡Unas planchas de ropa! ¿Cómo llevas una plancha en tu bolsa de mano? Y grande, ni si quiera pienses que esas portátiles que se suelen usar. ¿Y cómo crees que te dejarán subirla al avión? Es una arma por donde la quieras ver.

Había cuters, navajas también, una daga… es el colmo. Pero lo mejor de todo, había un exprimidor de naranjas manual. No hablo de esas cajitas blancas que están en tu cocina, hablo de esto: 


Era muy grande, no sé ni cómo lo traían consigo en su bolsa de mano. 


Los aeropuertos son lugares muy interesantes, allí puedes ver cómo actúan las personas cuando están molestas, inseguras, tristes, nerviosas, ansiosas; creo que sería el Disney de un psicoanalista. 

3 comentarios:

인순이 dijo...

Si, son sitios interesantes, de todos los lugares en donde he trabajado el aeropuerto es el que más me ha gustado siempre hay algo que ver, algo pasando, siempre y cuando sea antes de las 9pm después de esa hora necesitas mucha paciencia

Anónimo dijo...

jajaja queria sacar jugo el guardia xD

S@ud

David Park dijo...

Gracias por comentar.

Publicar un comentario