martes, 17 de mayo de 2011

¡¿POR QUÉ NO TE CALLAS?!


Todos supimos de la frase maravillosa que titula este post, la cual fue dicha por el Rey de España y dirigida al tarado Hugo Chavez. Estoy seguro que el mundo latinoamericano (excepto Cuba y Bolivia, que por cierto, miren la cara de angustia de Evo Morales al fondo) le aplaudimos por representar nuestro sentir.


Pues para los que no son españoles, les digo que esa frase mundialmente famosa, sí la llegan a usar por aquí, pero por fortuna nunca ha sido dirigida hacia mi hasta el momento.


Como español no te darás cuenta, pero tu cultura te ha enseñado a ser muy directo y/o duro al momento de expresarte.


En una mesa estábamos sentados representantes de 4 naciones, me sentí en la ONU versión petit. Discutíamos sobre lo que es correcto y lo que no, sobre un tema puntual. Cada quien presentaba la perspectiva según la cultura respectiva y después decía si estaba de acuerdo o no con esa costumbre y mentalidad de su país. Fue interesante conocer distintas opiniones de acuerdo a la procedencia de cada quien; pero lo fue mucho más ver cómo la cultura misma educa para reaccionar ante la oposición.


Hablando de reunión entre países, recuerdo que cuando en las noticas vi que el Rey Juan Carlos le gritó a Chávez: "¡¿Por qué no te callas?!", me dejó atónito, y luego me dio mucha risa; y cuando escuché la canción que le hicieron, me reí mucho más.


Dice un estudio (cuya referencia no tengo, así de "profesional" soy), que si reímos cuando escuchamos una broma que margina o discrimina a otra persona; significa que coincidimos con esa forma de pensar. Que me diera risa la actitud tan poco diplomática del Rey, demuestra la veracidad de ese estudio.


En la charla alrededor de la mesa que te conté al inicio del post, recordé que cada hecho debe juzgarse de acuerdo al contexto y el lugar en el que ocurrió. Por ejemplo, es absurdo e inmaduro tratar de juzgar un levantamiento civil en otro país sin contar con toda la información que rodea este evento y su contexto cultural y geográfico. El mítico "¿Por qué no te callas?" lo entiendo aún más ahora que he vivido año y medio en Madrid, he aprendido un poco la manera de ver el mundo a través de la gente local.


Todas estas cosas me llevan a dos conclusiones:


1.- No se debe asumir que el lugar natal es la regla con la que se miden todas las cosas. Nuestra era global nos abre un panorama enorme en el cual podemos ver que existe un mundo fuera de nuestras ciudades y de nuestros países respectivos. Depende de nosotros si queremos quedarnos en nuestro claustro mental o no.


2.- El autocontrol es necesario, tanto para conversaciones durante una cena con los amigos, como en encuentros oficiales entre mandatarios de Iberoamérica. Aunque este punto se convierte en una paradoja, porque quien no tenga autocontrol, leerá esto y pensará: "Esto no es para mi."


2 comentarios:

인순이 dijo...

Creo que también se aplica a un nivel más pequeño, sobre todo si piensas en las familias, últimamente he estado pensando mucho en la mía XD (y ahi también se aplica el por que no te callas?? jeje)

Davo dijo...

jeje sí, aplica en todos los niveles

Publicar un comentario