martes, 13 de diciembre de 2011

LA INMIGRACIÓN




Curioso es el fenómeno que ocurre en la persona que vive en un país que no es el suyo. 

ADVERTENCIA: Mi punto de vista no es ley, y este blog no es Discovery Chanel; aunque trato de ser objetivo y fiel a la realidad (o al menos a la mía), me puedo equivocar; o simplemente puede ser que no coincidas con mi forma de ver las cosas. 

Madrid era el destino de una gran inmigración de América del sur (Que comprende desde Colombia hasta chile). Especialmente Ecuador, Perú y Bolivia emprendieron este viaje; hubo poca presencia del centro y mucho menos de norteamérica. También hay muchos orientales y africanos; estos últimos más obvios por la cercanía geográfica, solo los separa el estrecho de Gibraltar. 

Con el desempleo, la crisis y el nuevo rigor por parte del gobierno español, Madrid no solo ha parado esta estampida, incluso ha dejado de ser un destino anhelado. 

En México la migración no fue hacia el este, sino hacia el norte. Estados unidos es la potencia mundial más cercana, así que España nunca figuró en el mapa como un sueño de superación que el propio gobierno no le interesa suplir. Muy por el contrario, durante el régimen de Franco (mitad del siglo pasado), México fue el destino y refugio para españoles que fueron exiliados o que buscaba tomar las riendas de su futuro amasando fortunas. Curioso ¿No?

Encuentro un paralelismo entre los mexicanos asentados en Estados Unidos, y los latinoamericanos en España. Parece que se sigue una serie de pasos graduales que en mi experiencia torpe, diría que es algo así:

ACOPLAMIENTO. 

Uno se hace a la tarea de acostumbrarse a las palabras, las costumbres, el ritmo y estilo de vida local. Mi eterna etapa de la que nunca salí.

ADOPCIÓN 

Se integra en el sistema de la ciudad. Se identifica con ella, y se mimetiza lo más que puede. La persona ya se siente en casa, ya intenta hablar con acento y con la pronunciación española de la "z" y "c".

PÉRIDA DE IDENTIDAD

Va borrando sus costumbres, acento, palabras, gustos, opiniones. Poco a poco se siente más local que extranjero.

"NEGACIÓN" DE LA IDENTIDAD

En los estados fronterizos de Estados Unidos con México, habitan los "chicanos". Gente descendiente de mexicanos, pero que son la segunda o tercera generación en EU. No hay forma de confundirlos, son mexicanos hasta el tuétano; pero muchos no hablan nuestro idioma y se sienten retomando sus raíces cuando comen en Taco Bell (una burla rica, pero burla al fin de unos tacos reales). Algunos no solo están orgullosos del país que los acogió, sino que defienden férreamente la frontera que un día sus padres y abuelos cruzaron, incluso algunos, nadando y recorriendo kilómetros de desierto o esquivando a la policía o los disparos de rancheros estadounidenses; la defienden para que ningún mexicano invada su gloriosa tierra. Curioso ¿No?

HAGAS LO QUE HAGAS, NUNCA SERÁS

Más curioso es que esos chicanos nunca serán "verdaderos estadounidenses" a los ojos de los de ascendencia anglosajona. Estos últimos siempre los verán como "ciudadanos americanos" (odio el término erróneo) de segunda clase, lo admitan o no. Aunque los chicanos solo sepan hablar inglés, aunque tengan la camiseta de su equipo de fútbol americano favorito, aunque se tatúen la bandera en el brazo o las nalgas, aunque vayan a la guerra en Afganistán (que por cierto, son de los primeros de la lista; Curioso ¿No?) nunca serán "verdaderos estadounidenses". 

Entonces, encontramos gente que perdió su identidad; que la rechazó; y que luchan por se aceptados en una sociedad y país que nunca los aceptará iguales no importa cuando juren lealtad a las barras y estrellas. 

Nunca entenderé lo que significa eso porque no es mi posición y por lo tanto no tengo las credenciales para juzgar; pero sí puedo entenderlos al sentir como la comunidad que te recibe, tal vez inconscientemente, te presiona para no ser distinto, para ser como ellos y a la vez te dice: "pero nunca lo serás". Tal es el caso de los nacionalizados. Curioso ¿No?

La Unión Europea es un avance fantástico en la psique de los que la conforman. No solo logran una economía poderosa (aunque ya esté en problemas), una infraestructura sólida y una esperanza de no desatar conflictos armados (al menos no de europeos contra europeos); sino que se trabaja para borrar las fronteras mentales entre las personas. Destruir muros que se han levantado durante miles de años es difícil, pero que ya se hayan tomado los mazos, es un buen inicio.

Por otro lado, América latina tiene este sentimiento de hermandad entre todos los que la conformamos. Tal vez no nos unamos para crear una fuerza política-económica fuerte; pero nos vemos como parte de una misma familia; tal vez no como hermanos, pero sí como primos. Y creo que somos el único grupo en el planeta que comparte esta fraternidad entre gente de distintos países y que ocupan una extensión tan grande de superficie del planeta. 

Sería increíble que todo el mundo copiara el sistema de la unión europea y que adquirieran la hermandad latinoamericana; las cosas serían muy distintas. 

2 comentarios:

인순이 dijo...

Davidu me recordaste un video que vi hace como un mes jeje te dejo el enlace.
http://www.youtube.com/watch?v=7NPC47qMJVg
No es exactamente el mismo tema pero algo asi como tu último párrafo XD

David Park dijo...

Muy interesante Insuno, gracias por el aporte.

Publicar un comentario